Retos tecnológicos al hacer home office

HLB EL Salvador

image

Era de esperarse que la era digital viniera con más fuerza con la llegada del coronavirus. Debido a la pandemia, miles de empleados han migrado a laborar de manera remota, atendiendo al llamado de las autoridades a suprimir las actividades no esenciales y sumarse a la cuarentena para reducir el contagio lo más posible. Sin embargo, aunque esto suene utópico, hay varios desafíos que enfrentar durante la práctica.

Sandra Treviño Rendón, coordinadora de Cultura y Cambio de la Dirección de Capital Humano de la Universidad de Monterrey, señaló que, anteriormente, el esquema de home office se consideraba como un plus dentro de las organizaciones; sin embargo, la contingencia que se vive impulsa a explorar nuevos esquemas de trabajo. El 2020 planteaba grandes cambios en las empresas, pero sin duda alguna, el home office es una de las ventajas más esenciales, pero tiene algunos retos personales que enfrentar.

ESTRUCTURAR EL DÍA

Es necesario distribuir los tiempos del trabajo. Como hacer ejercicio, meditar, horarios de comida, etc. Muchas veces estar en home office hace que desacomodemos nuestros horarios y acabemos dejando nuestra salud al final.

Para poder implementar un trabajo a distancia de manera efectiva, Treviño Rendón aconsejó a los colaboradores continuar con la misma rutina laboral que se tenía en oficina: levantarse, bañarse y vestirse; tener un horario establecido de inicio y de fin, con sus horas de comida; y también tener un lugar asignado de actividades.

La experta en recursos humanos agregó que el espacio de la casa que se asigna para el trabajo no tiene que ser grande, puede ser un lugar pequeño, que esté alejado de la televisión o de aquello que más distraiga al colaborador.

“Además, lo que recomendaría es hablar con los familiares y explicar la situación, que estamos trabajando, que no son vacaciones; nada como una buena comunicación, explicar que hay horarios, que hay reglas, y tratar de apegarse lo más que se pueda a ellas”, advirtió.

En cuanto al horario laboral, Treviño Rendón aclaró que también cada colaborador es responsable de atender sus compromisos, realizar sus respectivas juntas a distancia, llamadas telefónicas y entrega de trabajos, y recomienda detectar las horas en que se tiene mayor productividad para utilizarlas al máximo.

MANTENER HÁBITOS ALIMENTICIOS ADECUADOS

Cambiar tu rutina habitual también puede hacer que la calidad de tu alimentación disminuya, pues al principio es tentador usar el tiempo libre para visitar la cocina y terminar con algún snack o comida chatarra.

Para evitar la tentación, procura tener alimentos saludables y balanceados (frutas, verduras y proteínas), que puedas comer solos o transformar en recetas más elaboradas, así cuando hagas una pausa en el trabajo para visión.

EL APOYO TECNOLÓGICO

Mihaly Sugar, experto en Educación a Distancia y Diseño Institucional de la UDEM señaló que, a pesar de los beneficios del trabajo o las clases presenciales, el trabajo a distancia también tiene sus ventajas y marca una tendencia considerable para las empresas e instituciones, ya que permite conectar a personas con ubicaciones geográficas alejadas y optimizar recursos al utilizar menos espacios físicos, así como el aspecto de movilidad, lo que incrementa también la calidad de vida de las personas.

Otro aspecto relevante, indicó, es la seguridad de la documentación generada con apoyo de la tecnología, debido a que actualmente es más fácil organizar la información y trabajar en forma colaborativa en tiempo real a través de la nube, sin el riesgo de extraviar archivos o contaminarlos con virus, como sucedía con dispositivos como el disco duro, las memorias en USB o los papeles físicos.

Actualmente, plataformas como Google Drive, Hangouts, Skype, Microsoft Teams o Zoom hacen posible los recursos de mensajería, el trabajo colaborativo de un documento en tiempo real, la exposición de una presentación o la videollamada, incluso entre varias decenas de colaboradores o estudiantes.

EVITAR DISTRACCIONES

Si no estás acostumbrado a realizar home office, es probable que el ruido de la calle, las pláticas, tu cama o los quehaceres del hogar que tienes pendientes, se conviertan en los principales factores para que pierdas la concentración y empieces a procrastinar, incluso hay que cuidar el uso excesivo del celular, ya que es uno de los elementos que más distraen a las personas.

Te sugerimos que antes de iniciar tu día laboral, realices una lista de actividades diarias a las cuales les asignes números que signifiquen el nivel de prioridad. También es muy importante que establezcas horarios y le hagas saber a tus familiares y amigos que por ese periodo no estarás disponible para contestar llamadas o mensajes.

HOME OFFICE Y HOME SCHOOL A LA VEZ

Mihaly Sugar insistió en que, conforme se han involucrado con las necesidades de las instituciones, las plataformas están facilitando cada vez más la vida laboral o académica con la automatización, aunque la pandemia del coronavirus está añadiendo un cierto grado de exigencia.

“Ahora, esta situación de la contingencia es extrema, porque el home office lo tenemos que atender al mismo tiempo que el home school, nuestros hijos también están en la casa, estudiando desde aquí y les tenemos que ayudar”, advirtió.

Sin embargo, el especialista en trabajo a distancia previó que, cuando termine este periodo de contingencia, “nos vamos a quedar con aprendizajes muy valiosos, dinámicas nuevas, formas de pensar nuevas sobre cómo podemos atender de manera más eficiente el trabajo o los estudios a distancia”.

Treviño Rendón, por su parte, aseguró que el home office tiene sus beneficios: estimula la creatividad al estar en un ambiente de confianza; reduce el estrés; apoya, atrae y retiene a los mejores talentos; y promueve la salud y el bienestar.

DISMINUIR LA ANSIEDAD

Trabajar en un área con más colaboradores te da la sensación de estar siempre acompañado (platiques o no con ellos), por lo que mientras te adaptas al home office puedes sentirte un poco solitario, incluso si vives con más personas.

Lo recomendable sería asistir a reuniones virtuales de alguna actividad que siempre hayas querido aprender y que te permitan relacionarte con nuevas personas (probablemente hasta te sirve de networking), podrían ser: talleres de jardinería, clases de yoga, cursos de ilustración, discusiones literarias, diplomados con los que desarrolles nuevas habilidades profesionales, entre otras. Recuerda que lo mejor es utilizar tu tiempo libre con acciones que te permitan sentirte más tranquilo.

 

Contáctenos

Cualquiera que sea su pregunta, nuestro equipo lo orientará a la dirección correcta.

Inicia una conversación
Habla con nosotros
x
x

Share to:

Copy link:

Copied to clipboard Copy